31 jul. 2009

Drag me to Hell

Cuando voy al cine es para, reírme, llorar, pasar miedo, asustarme, cabrearme…
En definitiva para sentir algún tipo de emoción, aunque al día siguiente hayas
olvidado la peli, lo importante es pasarlo bien cuando estas viéndola (para eso pagas)
la película de ayer “Arrástrame al infierno”de Sam Raimi cumple su cometido
te mantiene tenso toda la película, tiene momentos terroríficos y te asusta
(menos mal que tenia un brazo al que agarrarme) y también tiene su puntito
de humor.
Un Sam Raimi de vuelta a sus orígenes (Posesión Infernal-Evil Dead) pero con la experiencia que le han dado los años, BUENA para pasar un buen rato pasando miedo.

No hay comentarios: